¿Estás empezando?
Olvida el logo

El diseño no salvará esta tienda

Si lees este blog o has caído en él, te gusta el diseño, conoces Pantone, eres feliz en Pinterest y te enamoras de ciertas tipografías. Qué te voy a decir yo: que te comprendo.

Incluso sin que internet nos lo pusiese tan fácil es imposible no tener preferencias en colores y en estética: lo minimal es limpio pero más frío, lo clásico puede convenir o no… Te hablo de ropa, de decoración, en general todos tenemos alguna opinión, están muy presentes en nuestra vida diaria y forman parte de nuestras elecciones diarias también.

Esa es la razón por la que decidir montar un negocio e ir pensando ya qué logo le sentaría bien, es una misma cosa. En cuanto tenemos el nombre que le pondremos nos ponemos manos a la obra con el tema logo. O lo hacemos nosotros o lo encargamos.

Pero como no te salga el diseño o no tengas suficiente para pagar a un diseñador, entras en un bloqueo que hace que no sepas qué paso dara a continuación. Al fin y al cabo, necesitas el logo ¿dónde vas sin él? No podrás abrir las redes sociales, no podrás encargar o hacerte tu web. Sin logo las decisiones posteriores quedan paralizadas.

Desbloqueo, pero ya

Me resulta curiosa esa devoción por el diseño. Me halaga como diseñadora porque quiere decir que se valora, pero tengo que decirte que es una trampa en la que no puedes caer. Pasa del diseño. O más bien ponlo en su sitio.

La pasión por la estética que vivimos ha sobrevalorado los poderes del diseño gráfico. No, qué digo: lo ha colocado en una situación imposible. Un diseño, un buen diseño incluso, no te va a hacer vender, eso es pedirle algo que por si solo no puede hacer.  Te lo explico mejor.

Si tienes una empresa que lleva un tiempo en el mercado y tiene un desastre de diseño, hacerle caso por una vez y hacer una transformación con un branding y una imagen de marca, va a hacer que venda más. De hecho las empresas tienen un incremento de cierto % cuando hay cambios en el diseño (no he encontrado la fuente pero se que es significativo).

Pero imagina una empresa que no tenga su estrategia comercial en orden, vamos: que no haya acertado su mercado su producto o servicio, o tenga un problema con las ventas. Acudir a un estudio a hacer un branding, una imagen de marca como solución no funcionará. No le va a levantar el negocio.

Pongamos una pequeña empresa que acaba de nacer y que se hace la imagen enseguida: tiene su logo, su web bien diseñada. Pero que no ha pensado en cómo va a vender. Y ahora pensemos en otra que también acabe de nacer que deja el diseño a un lado pero ya sabe qué va a vender, a quién y tiene un plan. ¿A cuál le irá mejor? A la segunda, claro. Le servirá el diseño para vender más a la primera? No.

Con frecuencia los diseñadores hacemos dos cosas mal: no advertir a nuestro cliente que el diseño no le va a salvar, y cargar con ese peso. Si nuestro cliente cree que somos su esperanza para triunfar y no resulta así, va a ser frustrante para él y una presión extra para nosotros.

Olvídate del logo

¿Acabas de abrir tu negocio, ya te sabes la carta Pantone y todas las tipografías que puedes retener? Pues de momento yo te recomiendo que te olvides de hacer tu propio logo o de encargarlo. Céntrate en lo importante. A qué público te diriges, cómo vas a generar los ingresos que necesitas (lee mi post La aventura de poner precios), cuál es tu propuesta de servicio o de producto que le va como anillo al dedo a ese cliente. Tu propuesta para ingresar ese dinero.

A continuación abre una web o blog, según hayas previsto. Elige una plantilla wordpress.org premium (no gratis).  El precio es muy asequible, son más completas  y con ellas tienes soporte y te aseguras de que esté actualizada y cuidada. Y son bonitas. Tampoco creas que vas a tener algo horroroso porque ya verás como no es así.

  • ¿El logo? escribe tu nombre en una tipografía aseada y andando. A vender.
  • Contacta con familiares y amigos y pídeles que por favor le cuenten a quien pueda necesitar tu servicio (¡no desestimes esta forma sencilla de marketing!).
  • Para el corto plazo, usa tu dinero para aprender a poner anuncios en Adwords o Facebook ads y para ponerlos. Maite López es especialista en Facebook ads y Gorka Goicoetxea en Adwords. Ambos tienen cursos por si prefieres aprender.
  • Escribe un blog. Es marketing de contenidos, te dará resultados a medio-largo plazo, cuando te posicione como experto y subas puestos en Google
  • Vende, aprende. Haz pequeñas inversiones en marketing (te recomiendo a cracks como Franck Scipion o Joan Boluda) y diseño (Meisi Club es ideal, empieza el día 21 de marzo, o cualquiera de mis cursos) para que puedas tener autonomía conoce tu negocio. Ycuando ingreses, entonces sí: ve a por tu diseñador favorito y a por el branding.

Ahora sí, en este momento el diseño puede hacer mucho por ti. El diseñador tiene información sobre la estrategia que funciona y ya existe información sobre los clientes. Que es el punto de partida para el diseño.

El diseño es parte de una estrategia de marketing

El resumen es que el diseño es una parte de una estrategia de marketing. No podemos crearlo sin los pasos anteriores. Y si lo hacemos, pierde todo su poder y se queda en fachada. Sin una intención, sin conocer el cliente de mi cliente, no puedo hacer que le llegue. No puedo diseñar con la intención de conectar con él. Y estaré diseñando para que mi cliente este contento con lo bonito que es. No le servirá para nada más y estará empleando mal su preciado dinero para arrancar.

Y qué hacer si eres diseñador

Piensa que tienes que tener muy claro que tu trabajo es una parte de una estrategia de marketing. Que lo habitual es que quien se presente en tu estudio quiera un trabajo de diseño, pero que es tu responsabilidad asegurarte de que haya una estrategia de negocio ya pensada. En caso de que no (que será lo habitual) debes explicar a tu cliente que hay que crearla primero. Busca un colaborador en marketing con el que crear una estrategia más completa para tus clientes. Ten un proocolo de explicación a tus clientes de cómo funciona este proceso para que entienda que se le derive a la estrategia de marketing primero y a ti después.

Es una oportunidad para transformar tu negocio de diseño y dar el servicio que realmente se debería dar. Tu cliente va a tener un servicio como merece , tú harás mejores trabajos y cultivarás mejores relaciones con tus clientes.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Conoce Meisi Club.
Un videotutorial de diseño cada día por 10/€ mes

Meisi Club es un servicio de suscripción mensual en el que podrás acceder a videotutoriales y podrás permanecer el tiempo que quieras. Suscríbete a mi newsletter para poder pedir contenidos.

8 Comments
  • Maria Eugenia
    Posted at 12:38h, 13 Marzo Responder

    Que lo has escrito pensando en mi, vamos!!! Es empezar la casa por el tejado, totalmente de acuerdo.

    • Meisi
      Posted at 13:43h, 13 Marzo Responder

      Jaja Noo, lo he escrito pensando en TODAS! ya verás nuestra reunión cómo es ;)

  • Noralys Fernandez
    Posted at 17:15h, 13 Marzo Responder

    Excelente recomendación!! Me cayó como anillo al dedo :)
    feliz día

    • Meisi
      Posted at 18:01h, 13 Marzo Responder

      Uy! genial, me alegro Noralys!

  • Marga
    Posted at 13:43h, 14 Marzo Responder

    ¡Hola Meisi! Yo como diseñadora gráfica tengo que decirte que no estoy para nada de acuerdo con lo que dices. Me parece que el crearte una imagen es algo básico y que debería hacerse desde el principio. Tú dices que se puede hacer un logo con una tipografía aseada y listo. Bien, lo haces y luego lo tendrás que aplicar en el producto que vendes (por ejemplo en el packaging de los complementos de bisutería que fabricas) ¿verdad?. ¿Y no te parece una pérdida de tiempo y un gasto innecesario de dinero el utilizar un logotipo que has creado sin más y que es probable que cambies en unos meses? Puede que al empezar un negocio no tengas muchas cosas claras, pero sí lo que quieres hacer y lo que quieres que la gente vea de ti y de tu marca así como lo que pretendes transmitir con ella. Y solo con “eso” ya tienes el punto de partida para crear un logotipo que te identifique. Hacerlo de otra manera me parece que es como tener un bebé y ponerle un nombre sin más a la espera de que pase el tiempo y ver cómo va creciendo para elegir otro. Creo que no es lo adecuado, pero bueno, está claro que luego cada uno puede hacer lo que quiera con su vida y su negocio. ¡Un saludo!

    • Meisi
      Posted at 14:10h, 14 Marzo Responder

      ¡Hola Marga!
       
      Todo esto es fruto de mi experiencia. Yo también tenía ese enfoque ;)
       
      Pero esta otra forma de enfocar está adaptada a un nuevo tipo de negocio. Aunque la teoría sea esa (no salgas sin imagen al mundo), los nuevos negocios, los de los pequeños emprendedores han puesto patas arriba ese camino tan organizado. Ellos necesitan como el agua una estrategia de venta de un servicio o productos. Creo que es mejor para su negocio que gasten el primer dinero con el que parten en validar su idea, en comprobar que es un buen camino. En ese momento la balanza está más inclinada a comprobar que su idea es buena y vendan sin tener una personalidad grafica definida, a que tengan una personalidad gráfica establecida como único punto de partida. Así que necesitan saber cómo monetizar un blog, para que puede servir una lista de correo, hacer un webinar o un autorresponder. Aunque la imagen no sea cautivadora, está ellas delante del negocio dando la cara y siendo, de momento, su branding.
       
      Ojo! yo no hablo de que gasten en hacerse una marca mala, sino que no gasten nada (por lo que dices de que es un gasto innecesario).
       

      Que venderían mucho mejor con el branding hecho, está claro, pero es una decisión que tiene que ver con la falta de presupuesto. La estrategia de marketing es anterior al diseño y si el dinero escasea deben empezar por los cimientos. Si su pequeño presupuesto se va en el diseño y no han podido invertir en aprender marketing van a ir cojas. Esto lo he visto muchas muchas veces cuando hemos epezado por el camino tradicional de primero la marca: Tienen su precioso blog y marca diseñada con cariño y amor y ni la más remota idea de ahora qué va.
       
      Por supuesto que si piensas en una empresa con presupuesto, lo indicado es salir con estrategia de marketing + branding, pero insisto estamos hablando de prioridades en casos en los que se inicia un negocio con casi nada. Que es la mayor parte de los lectores de este blog ;)
      Tiene una ventaja añadida: con ese rodaje es cuando estos pequeños negocios realmente conocen sus fortalezas y cuando forjan su personalidad en el trato con los primeros clientes. De forma que al volver al diseñador con la intención de hacer un branding nos traen una información mucho más completa (y realista) de quiénes son y quién es su cliente.
       
      Además y por otro lado, esta opción protege al diseñador de hacer trabajos pequeños de bajo presupuesto, que si bien todos hemos hecho porque nos mueven las buenas intenciones y las ganas de ayudar, es un tipo de trabajo low cost quema los estudios a medio plazo.
       
      ¡Un saludo, Marga!

  • Laura
    Posted at 11:21h, 11 Abril Responder

    Estoy de acuerdo, aunque es muy doloroso salir sin logo o imagen, especialmente para quienes somos amantes de la estética. Ya sabes que yo me lancé en internet gracias a ti y, por suerte, tengo una buena amiga que es dibujante y le pedí que me hiciera, como imagen, algo que tenía en mente para arrancar “ya de ya”, pero que sabía que a la larga modificaría. ¿Por qué? Porque me conozco y tenía claro que mis ideas iniciales se irían asentando a medida que fuera conociendo qué demandaba más mi cliente.

    Con estos dos años lo he tenido claro. Ahora mismo me estoy reposicionando en mis servicios, apostando más por lo que veo que se demanda más y ajustando otras ideas que quiero lanzar. En esa coyuntura, también voy a modificar el diseño de la web, para hacerla más útil a mis ideas y servicios y, como no, a crear mi nuevo logo. Pero, primero es lo primero: reajustar mis servicios y mejorar la estrategia de marketing. Luego ya podré poner bonito y práctico el diseño.

    Con todo esto lo que te digo es que sí, estoy de acuerdo contigo en que el diseño per se no vende, por lindo que sea y que si no hay una buena idea, producto o servicio detrás, estamos listas.

    Gracias por compartir tu sentido común.

    PD. Voy muy atrasada con tus posts y me da una rabia… Entre el trabajo acumulado, un par de cursos que estoy haciendo, unas charlas y exposiciones en las que voy a participar en breve y las vacaciones no me ha dado para más el tiempo.

    Sin embargo y a pesar de todos esos cambios

    • Meisi
      Posted at 10:12h, 25 Abril Responder

      Disculpa, no te leí hasta hoy. Conocerse, dejar pasar el tiempo para saber cómo nos vamos a ganar la vida hará que podamos enfocar finalmente ese branding que se ajuste como un guante. Antes de que eso suceda… es complicado acertar. Este camino que has recorrido era indispensable. Un beso Laura!

Post A Comment