Tu cliente ideal es muy agradecido.

Conocer a tu cliente ideal y tenerlo presente a la hora de diseñar tu marca.

Si has tenido acceso a alguna información relacionada con estrategias de Marketing, muy probablemente has leído o te han hablado sobre la importancia del cliente ideal. Antes de nada y por si acaso, te hago una aclaración importante. Cliente ideal y cliente real, no siempre son lo mismo.

Si ya has lanzado tu proyecto, es posible que ya trabajes con clientes reales, personas de verdad que hayan comprado tus productos o servicios. Personas que responden a unas características que pueden ser más o menos comunes entre ellas: edad, sexo, lugar de residencia, poder adquisitivo, etc… Esos datos definen un perfil del público al que estás llegando ahora, pero y si te pregunto ¿estás contenta con los clientes que vienen a comprarte? No te hablo de la cantidad de clientes sino de la calidad.

Quizás tus clientes sean demasiado jóvenes o excesivamente mayores, quizás busquen productos baratos e intenten regatearte en los precios, a lo mejor sólo les interesa una parte de tus servicios pero no todo el contenido que tanto te cuesta preprar, …. Si esto es así, puede que no estés llegando a los clientes ideales, aquéllos para los que ha nacido tu proyecto. O puede que ocurra lo contrario, a lo mejor tus clientes son estupendos pero lo que falla es tu manera de ofrecer tu trabajo.

El cliente es la clave de tu negocio. Piénsalo. Sin clientes no hay ingresos y por tanto tienes que poner el cierre a tu chiringuito. Así que toma conciencia de lo que valen tus clientes y vamos a trabajar en cómo tu marca personal puede ayudarte a crear esa comunicación de doble sentido en la que tú expongas lo que puedes ofrecer y ellos entiendan lo que pueden conseguir contigo.

Trazar el perfil de tu cliente ideal es hacer un ejercicio super divertido en el que no hay límites a la imaginación para ponerte en la situación que más feliz te haga, describiendo al detalle la persona perfecta con la que te gustaría trabajar o a quien te encantaría atender. Y lo mejor es que el resultado, si consigues dibujar bien a tu cliente, es que lograrás orientar tu proyecto mucho más directamente hacia tu objetivo. Es como si hasta ahora tuvieras una venda en los ojos de la que ahora te puedes desprender para ver mejor el centro de tu diana, el que te va a permitir enfocarte para que tu trabajo y tus esfuerzos estén acertadamente dirigidos hacia el público que necesitas para hacer avanzar tu negocio.

Antes de nada, quiero hacer hincapié en una cosa, tu cliente ideal es uno. Sí, uno. No puedes pretender abarcar a todo el mundo en la falsa creencia de que si te cierras, perderás oportunidades de venta. Es al contrario, si te abres tanto, no atraerás a nadie.

Me explico. Para focalizarte con acierto, te tienes que centrar en una persona en concreto y analizarla de arriba abajo para entenderla como si la conocieras de verdad. Sólo así podrás dirigir todo tu trabajo y esfuerzos de manera acertada. De lo contrario estarás perdiendo tiempo, energía y dinero en dar palos de ciego.

Ahora, coge papel y boli y piensa en la persona que representa a tu cliente ideal.

Hay tres aspectos en los que debes profundizar:

  • Datos objetivos: edad, sexo, poder adquisitivo, lugar de residencia, profesión, miembros de la familia, …
    A pesar de que son datos aburridos, son importantes para empezar a perfilar al detalle a la persona a la que te diriges. No te lo tomes a la ligera y especifica cada uno de los datos visualizando a la persona. Quizás te ayude buscar una imagen real de quien estás describiendo. Puede ser una foto de alguien a quien ya conoces o que encuentres en Internet. Ponerla delante cuando le describas ayudará a que lo veas todo con más claridad.

 

  • Datos subjetivos: aficiones, gustos, motivaciones, intereses, creencias, valores, …
    En esta parte tendrás que exprimir mucho más tu imaginación para poder concretar, pero te resultará más divertido, ya lo verás. Escribe sobre las actividades en las que pasa su tiempo libre, con quién le gusta estar, en qué se gasta dinero, si forma parte de alguna asociación o comunidad, … Ya sabes, detallando para conocer hasta lo más íntimo.

 

  • Necesidades: aquí llega el punto de conexión entre tu proyecto y tu cliente.
    Ahora estás poniendo el foco en descubrir qué es exactamente lo que os une profesionalmente. Tu cliente ideal tiene una necesidad no cubierta que tú puedes resolver. Esmérate en localizarla y detallar cuál es porque se trata de tu oportunidad.

 

Estás desnudando aquí a la persona que va a pagar por tus productos o servicios así que toma conciencia de lo importante que es conocerla. Es la base de todo tu proyecto. Trabajas por y para él. Cuanto más profundices en saber quién es y cómo se siente, más acertados serán tus pasos.

Ya sabes qué papel toma tu cliente ideal en tu proyecto, pero ¿y respecto a tu marca personal? Como ya hemos comentado, tu marca habla de ti y tú no tienes por qué responder al perfil de tu cliente ideal, aunque ya te anuncio que a veces esto pasa. Entonces, ¿qué relación existe entre tu cliente ideal y tu marca personal?

La marca personal se crea desde ti pero se enfoca hacia donde vas. La marca evoluciona contigo. Si ahora estás centrada en sacar tu proyecto adelante, tu marca te acompaña y por tanto refugia también a tu cliente. Así que de una manera natural vas tener en cuenta a tu cliente ideal cuando traces tu propia marca, ya lo verás.

Como te decía, la marca no es sólo una imagen, es una mentalidad. Ser consciente de la relevancia que tiene la figura de tu cliente ideal te impulsa de manera indirecta a tenerle presente cada vez que ideas algo relacionado con tu proyecto y tu marca. Digamos que cuando lo comprendes y lo interiorizas, algo hace clic y todo empieza a fluir casi sin pensar. Todo cuadra para ti, tu proyecto y tu cliente. Cambia de mentalidad y empieza a experimentarlo.

Conoce Meisi Club.
Un videotutorial de diseño cada día por 10/€ mes

Meisi Club es un servicio de suscripción mensual en el que podrás acceder a videotutoriales y podrás permanecer el tiempo que quieras. Suscríbete a mi newsletter para poder pedir contenidos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.