Aunque te parezca imposible, ya puedes delegar una tarea.

Un diseño de marca acertado te ayuda en las acciones de marketing.

Ya sé que el concepto Marketing te crea rechazo, te da pereza, es algo con lo que tienes una relación amor-odio. Sabes que lo necesitas pero no quieres depender de él. Pues te cuento algo que te va a ayudar a entender por qué tenéis una relación difícil: el miedo te paraliza frente al Marketing, pero ese miedo está basado en el desconocimiento.

Poner interés en entender qué es y para qué sirve el Marketing, te va a abrir las puertas a un mundo indispensable para sacar adelante tu proyecto y mucho más sencillo de lo que crees, con la enorme ventaja de que tú eliges hasta dónde quieres profundizar.

Un plan de Marketing no es otra cosa que reflexionar sobre a dónde quieres llegar con tu proyecto y poner fecha a las acciones que te van a ayudar a conseguirlo.

En el caso de las grandes corporaciones las acciones de Marketing se centran en desarrollar estrategias que lleven a los consumidores a comprar ciertos productos. Se basan en estudios y teorías macro para entender el comportamiento de los usuarios y dirigirles a la acción de compra. Son procesos complejos que para hacer funcionar requieren de muchos recursos a los que están forzados a sacar rentabilidad para que la empresa pueda seguir generando beneficios. Ya ves que es todo un complejo mundo.

Sin embargo, para una pequeña emprendedora como tú que lo que pretende es vivir de su trabajo en un proyecto unipersonal, escalado hasta el nivel que quieras, las acciones específicas para vender son mucho más sencillas. Con esto no quiero decir que debes conformarte con ganar un sueldecito mínimo que te ayude a pagar tus facturas. Puedes proponerte ingresar tantos ceros como tu ambición te dicte, pero si no pretendes tener una mega estructura empresarial con cientos de trabajadores a tu cargo, tus acciones de Marketing no son complejas.

La mejor noticia es que marca personal y marketing están hiperrelacionados y conectados. Así que si te esmeras en crear una buena marca personal, estarás ya trabajando tu Marketing.

Como te contaba en el primer capítulo de este curso, la marca personal no es sólo una imagen. Y digo bien, no es sólo una imagen. Hemos estado tratando esa parte que no es imagen, pero ahora vamos a hablar de la que sí lo es.

Profundizando en la misma línea marcada hasta ahora, efectivamente la marca no se queda únicamente en una tipografía y unos colores que dan forma a un nombre, sino que abarca mucho más. Por esa razón, el logotipo, la imagen con tu nombre propio o comercial es fundamental que englobe una idea, unos valores, una personalidad, una forma de hacer las cosas, una historia, etc. A ver, no todo en batiburrillo a modo de collage sin sentido y caótico, pero sí en la esencia de quién y cómo es la persona a la que refleja. Y esa imagen es en un 90% de los casos, la primera impresión. De ahí su enorme importancia.

En Marketing para corporaciones, el tiempo y espacio dedicado a la Identidad Visual, esto es, a la imagen de marca representada por un logotipo, es enorme. Lo ha sido a lo largo de la historia, pero hoy todavía más porque la competencia es muy alta. Hace años podía haber sólo dos empresas fabricantes de detergente, cada una su logotipo y muy fáciles de diferenciar. Sin embargo, hoy hay cientos de ellas y por eso buscan el reconocimiento visual con mucho más esfuerzo y trabajo y lo acompañan de otros detalles no visuales, experienciales o emocionales que faciliten su recuerdo. Esmerándose en aromatizar el producto o en premiar fidelidad regalando fines de semana de escapada.

Ese extra de valor que las grandes corporaciones incorporan a sus marcas es ese plus que tú añades con tu marca personal a la imagen que te refleja. Por eso tu marca personal te ayuda a trabajar las acciones de Marketing, siempre que esté bien creada. Y por eso un buen diseño para tu marca personal es tan importante.

¿Y qué es un buen diseño de marca? Un diseño de marca es bueno cuando cumple unos mínimos de coherencia estética y sobretodo cuando cubre el objetivo para el que nació. Puede ser darte a conocer, aportándote visibilidad. Puede ser para complementar a una marca ya existente, llegando la nueva a un público más específico. Puede ser reposicionándote frente a una público que te percibía de una manera y buscas que te asocie a otros conceptos. Hablamos más en detalle sobre posicionamiento en el siguiente capítulo.

La democratización de la formación en diseño gráfico y la facilidad de acceso a buen contenido relacionado con leyes estéticas ha permitido que todos seamos capaces de dar rienda suelta a nuestra imaginación gráfica y tener al alcance de la mano las herramientas para hacerla realidad. Sin embargo no todo es válido.

Una buena imagen de marca personal tiene que cumplir dos normas sencillas pero vitales para tu Marketing más básico:

  •  Te tiene que encantar. Tienes que estar tan orgulloso de ella, que te apetezca mostrarla a los cuatro vientos. La imagen de marca de tu proyecto la vas a tener presente todos los días de la vida de tu proyecto (web, tarjetas de visita, hojas de presupuesto, perfiles de redes, presentaciones, packaging, …). Si te gusta la vas a “vender” de mil amores, no querrás parar de mostrarla.

 

  •  Tiene que ser coherente contigo y con tu proyecto. Tu representación gráfica no puede ir en contra de tus creencias. Si trabajas con bebés, por mucho que en tus ratos libres renueves energía escuchando heavy metal, no puedes incorporar a tu marca simbología o colores heavy porque el mundo del bebé no se identifica en absoluto con eso. No es necesario limitarte a rosas pastel y azules cielo si no tienes una personalidad clásica porque hay muchísimas opciones de colores, formas, símbolos o figuras evitando todo en negro y con truenos o calaveras. De igual forma, si trabajas en protocolo para altos cargos directivos tus tarjetas de visita no aparentarían seriedad si están llenas de lazos y corazones color pastel.

 

Tu marca tiene que representarte a ti pero también debe estar bien alineada con tu trabajo y las personas a las que te diriges. Creando un buen diseño generas buena primera impresión desde tu imagen visual y tú público te concede la oportunidad de seguir implementando tus acciones de Marketing que te lleven a lograr ventas.

¿TE HA GUSTADO EL POST? ME ENCANTARÁ QUE LO COMPARTAS
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Apúntate a Meisi Club.
Diseño cada día por 10/€ mes

Meisi Club es un servicio de suscripción mensual en el que podrás acceder a videotutoriales y podrás permanecer el tiempo que quieras.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.